#pagarelprecio

¿Estás dispuesta o dispuesto a pagar el precio para conseguir el éxito?

Dices que quieres mejorar tus marcas pero no estás dispuesta/o a trabajarte tus emociones porque te duele. Sueltas lo de que quieres cambiar de trabajo y no estás dispuesto/a a seguir formándote porque te da pereza. Dices querer perder unos quilos pero no piensas renunciar a comer y beber lo que te plazca cuando sales fuera de casa. Reconoces necesitar tener hábitos saludables pero, para hacer deporte, el gimnasio te parece caro, para otros deportes tienes dolencias físicas incurables y salir fuera a correr o en bici es de locos/as en invierno por el frío y en verano por el calor. Suspiras por encontrar una pareja a tu medida y no piensas cambiar nada de tu ser porque tu eres así y quien tenga que quererte lo hará tal y como eres. Y podría seguir hasta la saciedad explicando situaciones de Deseo-Excusa que seguro que habéis vivido como protagonistas o como actores/actrices secundarios/as.